Musk compra Twitter, la discusión por la neutralidad en el principal foro mundial de debate

El multimillonario Elon Musk cerró un acuerdo con Twitter Inc. para la compra de la plataforma por US$ 44.000 millones. Se trata de una de las compras más apalancadas y relevantes de los últimos años: Twitter no es sólo una red social, es uno de los principales foros mundiales de debate e instalación de temas de agenda. La discusión por la libertad de expresión en la red.

Elon Musk cerró un acuerdo con Twitter para la compra de la plataforma Twitter por US$ 44 mil millones. Según las fuentes consiguió el financiamiento a través de dos préstamos bancarios de Morgan Stanley y parte de su fortuna personal, de la cual desembolsó US$ 21 mil millones. La junta directiva de Twitter, presidida por el fundador Jack Dorsey aprobó ayer la operación por unanimidad, aunque ahora debe ser refrendada por los organismos reguladores de los EEUU y los accionistas.

Antes del acuerdo final, el multimillonario ya había comprado a principios de abril el 9,2% de las acciones de la empresa, convirtiéndose en el accionista con mayor participación. Desde entonces, el precio de cada stock subió un 38%.

Según Musk, uno de los móviles para la compra fue el incumplimiento por parte de la plataforma de los compromisos en relación a lo que él mismo considera libertad de expresión, y se espera que bajo su administración se relajen las restricciones de contenido.

El empresario de origen sudafricano, dueño de Tesla y SpaceX, es un uno de los usuarios con más seguidores en la red social -más de 83 millones- tiene a la plataforma en la mira al menos desde 2021.

Comenzó a acumular acciones por un 9% en enero, y para marzo comenzó a hacer públicas sus crítcas sobre el funcionamiento de Twitter. Algoritmos sesgados que llenan los feeds con posteos basura y contenidos automatizados; estadísticas de usuarios y métricas infladas a través de bots y casos de «censura» a la libertad de expresión. También mencionó posibles cambios que él haría en caso de controlar la compañía, como permitir la edición de tuits y combatir la proliferación de bots.

«La libertad de expresión es la base de una democracia funcional y Twitter es de facto la plaza pública digital donde se debaten asuntos que son vitales para el futuro de la humanidad», dijo Musk en un comunicado conjunto anunciando la adquisición el lunes. «Twitter tiene un potencial enorme – y espero trabajar con la compañía y la comunidad de usuarios para desarrollarlo.»

Elon Musk, dueño de Tesla y SpaceX, compró la mayoría accionaria de Twitter Inc. y accede al control de la plataforma. Twitter no es sólo una red social, es uno de los principales foros mundiales de debate e instalación de temas de agenda. La discusión por la libertad de expresión y neutralidad en la red.

En el mismo comunicado Musk agrega que «mi fuerte sentido de la intuición dice que alcanzar una plataforma pública, confiable e inclusiva es de extrema importancia para el futuro de la civilización» (sic), y que para tal fin «el dinero no fue un problema en absoluto». No obstante la retórica grandilocuente del magnate, hasta el momento no dio detalles de como procederá respecto de los problemas y debates que acarrea la moderación de contenidos. Las política actuales -que resultaron en la expulsión del expresidente de los EEUU Donadl Trump cuando aún estaba en ejercicio- están en el foco de la discusión.

Lo mismo corre para los discursos de odio e incitación a la violencia. Musk sostiene que Twitter debería ajustarse a las leyes, pero en caso que existan «grises» en que cueste determinar si tal o cual tuit es efectivamente ofensivo o agresivo, prefiere permitirlos de todos modos. Inclusive transparentar el proceso por el cual se determina un comentario es o no aplicable de censura o cancelación.

Según destacan varios editores en la prensa estaduonidense, parte de la agenda de reformas que plantea Musk lo hace en sintonía con los reclamos del sector más conservador del Partido Republicano -alineados con el expresidente Trump-. Éstos grupos sostienen que Twitter oculta y reduce la exposición de sus plublicaciones y cuentas y acusan a la plataforma de censura y proscripción.

El eje de la transparencia tecnológica también está en el ojo de la tormenta. A los comentarios de Musk sobre la proliferación de bots, los twits promocionados y los feeds llenos de propaganda o contenidos maliciosos, argumenta que planea «reiniciar» la plataforma e inclusive liberar el código del algoritmo de Twitter. ¿Liberar un código? ¿lo permitirán los accionistas y el board? Difícil.

Tags:

Abrir chat
¡Hola! ¿Como estás? Hacenos tu consulta para afiliarte, salarios, y beneficios por Whatsapp de lunes a viernes de 9 a 18!