Ante la protestas que realizan empleados de NCR Argentina nucleados en la Unión Informática, la empresa ha emitido un pernicioso comunicado firmado por sus responsables, los Sr@s Gustavo Nusenovich (CEO de la compañía a nivel local), Marcela Solanes, Sebastián Castillo y Patricia Franzini, ésta última gerenta de “recursos” humanos de Latinoamérica.


El comunicado, cuyo interés por supuesto es el de reducir la masiva y creciente medida de fuerza que se está llevando a cabo así como también “persuadir” al resto de los empleados -que aún no han adherido a la mismas- a que permanezcan en sus puestos de trabajo.

Con este afán, la empresa intenta:

  1. Desalentar a los empleados declarándose inocente de toda responsabilidad sobre la situación actual (“NCR respeta los principios de libertad sindical y la libertad de sus empleados a afiliarse”)
  2. Minimizar la participación de sus empleados en la protesta (“protagonizados por un escaso número de empleados afiliados a la Unión Informática”)
  3. Desestimar la motivación que nos lleva a las medidas de fuerza juzgando como parte (!!!) la ilegalidad de la medida (han excedido lo que puede constituir un derecho).
  4. Enfrentar compañeros con compañeros (“una falta de respeto a los compañeros de trabajo que legítimamente quieren desarrollar sus tareas”).
  5. Persuadir a quienes aún no se sumaron por medio de premios o advertencias (“dejamos en claro que legalmente su contrapartida es el derecho de la empresa a no abonar haberes”)
  6. Amenazar a quienes se pliegan a la medida. (“…que se encuentran realizando medidas de fuerza que no son colectivas reconsideren su metodología”)
Tras el falaz comunicado emitido por las autoridades de NCR Argentina, la Unión Informática responde.

Tras el falaz comunicado emitido por las autoridades de NCR Argentina, la Unión Informática responde.

Por todo ello, queremos subrayar y responder a estas argumentaciones falaces tal y como hemos hecho siempre desde la Unión Informática: con la verdad.

La Unión Informática está reclamando se avenga NCR Argentina a firmar un acuerdo laboral que mejore salarios y otras condiciones de trabajo. Acuerdo idéntico al que están firmando otras empresas del sector y que establece categorías y otras pautas laborales para la industria. Dada la negativa rotunda de Gustavo Nusenovich a avenirse al acuerdo y el rechazo continuo al diálogo con la dirigencia gremial los empleados de NCR decidieron acudir a la medida de fuerza.

Todo lo demás es consecuencia de esta irracional postura de la dirigencia empresaria. Sanciones y suspensiones son las armas con que la empresa intenta reprimir el accionar sindical. Esto lo sabe bien cualquier empleado.

La actividad y libertad sindical, no son excluyentes respecto de la afiliación. Estas incluyen informar a todos los empleados sobre las actividades del sindicato -que no solo son reclamos- y los motivos de las acciones que se llevan adelante. Si así no fuese, no estarían cumpliendo su función, y ni NCR ni ningún empleador tiene derecho alguno de determinar los límites de la actividad gremial.

Es mentira que el derecho a huelga tiene como contrapartida el descuento de los días. De hecho el año pasado se tomaron medidas los días no fueron descontados. La ley no dice que hay que descontar los días por medidas de fuerza, es una tergiversación de la normativa que por supuesto tiene como fin reprimir las medidas gremiales por medio de la asfixia económica de las personas.

Ocasionalmente, y para escarmentar, la empresa recurre a las sanciones disciplinarias. Tal es el caso de una empleada afiliada que está ejerciendo su derecho a huelga. Es cierto que la trabajadora en cuestión tuvo un exabrupto (llamó “cipayo” a un gerente) en un momento de tensión dentro de la empresa y ante la gravísima situación que allí se vive. Frente a lo cual esta entidad -la Unión Informática- lo remarcó y ella aceptó que no corresponde. Suspenderla y descontarle VEINTE (20) días de su salario NO es una sanción, sino un escarmiento por su condición de activista, que desde ya esta siendo rechazada legal y gremialmente. Ustedes pueden juzgar por sí mismos

Los afiliados de la Unión Informática quieren trabajar, capacitarse, avanzar y prosperar junto con NCR. Es menester entonces, desandar los caminos de la sinrazón -que no hace más que agravar el conflicto- y acordar las pautas de trabajo para el bien de todos.

Una vez más, la Unión Informática invita al diálogo a las autoridades de NCR Argentina.

Tags:

You May Also Like

COS Mantenimiento acató el fallo de la Justicia

Nahuel Romero, delegado de COS Mantemiento que se desempeñaba en YPF, había sido despedido ...

HP habrá despedido a 34.000 empleados a fines de 2014

Meg Whitman, CEO de HP, planea una vez más, despedir empleados para reducir costos. ...