Neuralsoft: auditoría del Ministerio de Trabajo ante negativa de Viceconti

La situación de epidemia de Coronavirus y las políticas adoptadas por el Presidente de la Nación parecían no haber llegado a Rosario. Días después de las medidas de aislación preventiva y la notable cooperación en el gremio informático entre las empresas y el Sindicato, Gustavo Viceconti insistía que los empleados trabajen desde la sede de la calle Roca. El accionar de Unión Informática revirtió la situación.

Gustavo Viceconti, dueño y CEO de Neuralsoft, se mantenía firme en la negativa a adherir la medida de aislación preventiva dispuesta por el Presidente ante la pandemia de Coronavirus. Las empresas informáticas de los más diversos negocios, así como Unión Informática, dispusieron desde primer momento la cooperación necesaria para colaborar ante el pedido oficial. «Quédense en sus casas».

En la sede central de Neuralsoft de la calle Roca 1626, Rosario, hasta el miércoles 18 de marzo seguía todo con normalidad. El decreto con firma del Presidente y el Ministro de Salud de la Nación tenían fecha del 15. Sólo aquellos empleados mayores de 60, una empleada embarazada o alguno con complicaciones respiratorias. El resto seguía on-site.

Según un empleado en la empresa, algunos jefes habían pedido a empleados que chequeen las conexiones desde sus casas unos días antes y que se lleven lo necesario, porque «se veía venir». A pesar de los mandos medios previsores y responsables, en la cabeza de la empresa imperaba otra idea.

No obstante todos los roles y funciones que realizan a diario los trabajadores de la empresa pueden realizarse -haciendo los ajustes de contingencia necesarios- de forma remota. Neuralsoft cuenta con esa tecnología, confirmaron empleados. Fue entonces que la comisión interna de Unión Informática, con los delegados Rubén González y David Agustín, realizaron entonces una denuncia en el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Santa Fe.

Los funcionarios de la cartera laboral actuaron con la celeridad requerida para el caso. Constataron en una inspección que la empresa no cumplía con muchas de las medidas de prevención e higiene dispuestas. Empleados trabajando codo a codo en boxes contiguos o en mesas comunes además del flujo de gente habitual en la tecnológica rosarina.

Acto seguido los funcionarios labraron un acta donde quedaron asentadas las irregularidades y mantuvieron una reunión tensa con la gerencia de la empresa. Neuralsoft debía disponer a sus trabajadores a trabajar en la modalidad de teletrabajo y aún así la empresa podía seguir funcionando.

Según se confirmó con el Delegado Gremial, la discusión y planificación para el traslado del trabajo a la modalidad remota siguió en el Comité de Seguridad e Higiene que funciona en la empresa. En el acta que firmaron los funcionarios del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Santa Fe consta que la empresa tenía 24 hs para presentar el detalle de las medidas a tomar para la prevención del virus.

Un problema de comunicación.

Pasada la inspección del Ministerio, y los gritos en los despachos de las gerencias, el dueño de la empresa Gustavo Viceconti comunicó las resoluciones a los empleados. Y se las anotó como propias de su intuición.

Contrario a lo que se cree, no es todo discurso. La reacción del Sindicato en la empresa, la acción de los funcionarios del Ministerio y el sentido de los empleados informático de Neuralsoft contradicen en hechos el correo de Viceconti.

Desde Unión Informática en la empresa se seguirá monitoreando la situación y en diálogo con empleados y jefes para sostener las medidas de prevención necesarias.

Tags:

Abrir chat
¡Hola! ¿Como estás? Hacenos tu consulta para afiliarte, salarios, y beneficios por Whatsapp de lunes a viernes de 9 a 18!