Sobrecarga de trabajo y un llamado a “ser más proactivos y quejarse menos”. La política de ajuste en Unisys llega a sus empleados a través de su responsable de Recursos Humanos, Magdalena Fernández de Peón. En sucesivas reuniones con empleados la ejecutiva hizo explícito el camino que seguirá la compañía: maximizar ganancias a costa de aumentar la presión sobre sus empleados y ajustar “hasta que den los números”. Las medidas gremiales en agenda.

    “Hasta que los números den”

    Fue la frase que sentenció la responsable de recursos humanos Magdalena Fernández de Peón ante los empleados de Unisys, con quienes no utilizó eufemismos a la hora de anunciar el plan de recortes en la compañía.

    En las últimas semanas, Fernández de Peón, quien exhibe orgullosa en su perfil de Linked-In el mote de “Regional Sr. Human Resources Manager en Unisys” se acercó a los empleados localizados en distintos clientes de la compañía para informar sobre el ajuste en la empresa.

    Los empleados localizados en el cliente Unilever, fueron amenazados con ver su plantilla reducida a la mitad y duplicadas las tareas, como parte de este plan de recortes.

    Unisys viene un un largo derrotero de reducción. A la pérdida de la cuenta HSBC – contrato que ameritó la apertura de la filial argentina- y la mudanza a un espacio más reducido para las oficinas centrales, se suma un clima de incertidumbre debido a la renegociación de muchos de los contratos de servicios que la compañía aún mantiene.

    Los empleados de Unisys enfrentan y denuncian el ajuste que la empresa decidió poner en práctica: elevar la presión laboral para que menos cantidad de empleados realicen más tareas. “Vamos a ajustar hasta que los números den” informó la representante de recursos humanos de la filial local de la empresa Magdalena Fernández de Peón. Los detalles en la nota.

    Actualmente, la gerencia y los responsables de la filial local de Unisys, se encuentran renegociando los términos de los contratos con los clientes. Según la empresa “es necesario reducir costos y aumentar los márgenes de rentabilidad.”

    Aquí el ajuste: aumentar la carga de trabajo y la exigencia para lograr que una menor cantidad de empleados cumplan más tareas.

    Multitasking... ese viejo truco

    Los portales y publicaciones especializadas en recursos humanos en las empresas SSI, derrochan ríos de tinta destacando una cualidad fundamental de los millennials que repiten como un axioma: son multitasking (multitarea).

    En los hechos, los empleados de Unisys, por ejemplo en el cliente Unilever, realizan tareas IT de manejo e inventario de equipos, depósito, auditorías de equipos, active directory, alta de equipos en depósito y reparación, entre otros.

    Según la Secretaría Gremial de la Unión Informática, que ya está interviniendo en la problemática del exceso de multitasking, los empleados estarían realizando tareas por tres categorías distintas tipificadas en el Convenio de Trabajo de la Unión Informática.

    Las instrucciones con las que Fernandez de Peón se dirigió a los empleados tienen un objetivo específico. Unisys necesita reducir los costos de contratación y, para ser más “competitivos”, busca sobre-explotar su mano de obra.

    Producto de esto son las varias denuncias por sobrecarga laboral de distintos empleados ubicados en clientes, así como también amenazas de despido.

    Afiliados a la Unión Informática en la empresa, denunciaron que en las últimas semanas Fernández de Peón se dirigió en términos muy duros e inflexibles hacia los empleados: “Les pedimos una colaboración”, fue una frase textual de la ejecutiva.

    Requirió a los empleados -los mismos que ya venían realizando denuncias por la sobrecarga laboral- que dejen de quejarse, que sean más proactivos y más colaborativos porque “hay mucho trabajo para hacer”.

    Una reunión reciente de los representantes de la Unión Informática en la empresa con la responsable de recursos humanos no llegó a buen puerto. A ninguno, en verdad.

    Los referentes gremiales se fueron de la reunión con la negativa de la empresa. Llevaban reclamos por la sobrecarga que los aqueja, no sólo en Unisys, sino en otras cuentas, como Micrososft, General Electric (GE), Novartis, Merck. “No hay solución”, sentenció en ese entonces Rodríguez de Peón.

    Magdalena Fernández de Peón es la máxima autoridad de Recursos Humanos de Unisys en la Argentina. Ajustar “hasta que los números den” es el credo que predica entre los empleados de la empresa para explicar la sobrecarga laboral que aqueja a los técnicos e informáticos ubicados en los clientes. Fuente fotografía: Linked In.

    Tal como la experiencia gremial indica, las posturas cerradas de las direcciones corporativas terminan conduciendo a situaciones de conflicto totalemente evitables con el diálogo constructivo.

    Tags: