Redes sociales y la vigilancia global

El acceso a internet se ha masificado alrededor del mundo con la revolución tecnológica y de las comunicaciones a partir de la década de los 90. Actualmente miles de millones de personas comparten su información personal en las redes sociales. Los peligros de la exposición en las redes sociales.

En 2010, el soldado y analista de inteligencia
estadounidense Bradley Manning le envió al director del sitio Wikileaks, Julian Assange, millones de bits de informacion clasificada de las guerras en Irak y Afganistán, así como correos electrónicos de embajadas estadounidenses en todo el mundo. La información filtrada fue publicada por Assange y divulgada por todo el globo. Correos, llamadas telefónicas y redes «pinchadas» por las embajadas, así como comunicados entre diplomáticos con cuantiosa información sobre la situación de los países en que estaban sus líderes, política, empresas, economía, etc.

Fundador de Wikileaks, Julian Assange, en su asilio en la embajada de Ecuador, en Londres.
Fundador de Wikileaks, Julian Assange, en su asilio en la embajada de Ecuador, en Londres.

Esta filtración de información destapó un gran alboroto a nivel mundial y la indignación de políticos, funcionarios y ciudadanos en general de todas las latitudes. Habían sido espíadas y vulneradas comunicaciones de todas las naciones, sin discriminación. Desde naciones europeas hasta latinoamericanas, pasando por África y Asia.

Pero el escándalo del espionaje de EE.UU. y sus sucesivas violaciones al derecho internacional y la soberanía de los Estados nacionales en pos de su lucha contra el terrorismo no terminaba ahí.

Edward Snowden, otrora empleado de inteligencia que trabajaba para el Pentágono y la NSA (siglas en inglés de National Security Agency o Agencia Nacional de Seguridad), en junio de 2013, hizo públicos, a través de los periódicos The Guardian y The Washington Post, documentos clasificados como alto secreto sobre varios programas de la NSA.

La NSA, así como la seguridad global de EE.UU. están hoy día en el ojo de la tormenta en los medios del mundo. No sólo han trascendido los cables de las embajadas, a través de Wikileaks, sino que también se filtró el modo en que se espían desde simples ciudadanos usuarios de las redes sociales hasta altos mandatarios.

Tanto Assange y Snowden se vieron forzados al exilio tras revelar información confidencial de la inteligencia norteamericana. El primero, exiliado en la embajada ecuatoriana en Inglaterra, el segundo, en Rusia. Por otro lado, Bradley Manning, estuvo preso y fue liberado recientemente.

Espionaje internacional y sus consecuencias

En el informe anual de Human Right Watch (HRW, del inglés Observatorio de los Derechos Humanos) de 2013, la ONG con sede in Nueva York afirma que ‘Estas revelaciones, apoyadas por documentos altamente clasificados, mostraron que EE.UU., el Reino Unido y otros Gobiernos que participan en la interceptación mundial indiscriminada de datos, en gran medida no están controlados por ninguna restricción o supervisión legal significativa‘.

Según el portal Russia Today, HRW advierte en el documento que la facilidad con la que la información se difunde en la era digital coincide con un crecimiento proporcional de la capacidad de vigilancia incontrolada.

Dilma Rousseff, presidente del Brasil, congeló sus relaciones con EE.UU. al trascender que habían espiado a su gobierno.
Dilma Rousseff, presidente del Brasil, congeló sus relaciones con EE.UU. al trascender que habían espiado a su gobierno.

Tras el destape de estos casos, no tardaron en llegar las repercusiones internacionales de semejantes abusos y violaciones sistemáticas a las soberanías de los países y la intimidad de los ciudadanos.

La presidente de Brasil, Dilma Rousseff, en septiembre de 2013, optó por la vía radical. Suspendió una reunión con Barack Obama en Washington, ante reportes de espionaje de la embajada de EE.UU. no sólo en su país sino a la mismísima mandataria.

Según un comunicado de presindencia de Brasil, ‘Las prácticas ilegales de interceptación de las comunicaciones y datos de ciudadanos, empresas y miembros del gobierno brasileño constituyen un hecho grave, atentatorio a la soberanía nacional‘ e ‘incompatible con la convivencia democrática entre países amigos‘, indica el mismo.

En un artículo sobre el tema, el portal online de la BBC, ‘Frente a esas informaciones, otros gobiernos también han pedido explicaciones a Washington, pero el de Rousseff ha exhibido una irritación especial que según analistas refleja intereses tanto de política exterior como interna de Brasil.

Rousseff, afirmó que ‘El ciberespacio no puede ser utilizado o manipulado como arma de guerra a través del espionaje‘, agregando que el argumento estadounidense de que esa práctica busca proteger al mundo de ataques terroristas es «insostenible». Marcando así un claro quiebre en las relaciones entre la potencia norteamericana y la Nación sudamericana.

No sólo Brasil, sus funcionarios o incluso su petrolera de bandera, Petrobras, fueron espiados de este lado del continente americano, sino también hubo casos espionaje cibernético en Argentina, Chile, Uruguay y particularmente Venezuela.

También han salido a la luz casos como el espionaje directo al teléfono personal de la premier alemana Angela Merkel, etre otros jefes de Estado.

La vigilancia mundial

Edward Snowden, consultor tecnologico y exempleado de la CIA y la NSA, entregó información sobre espionaje cibernético.
Edward Snowden, consultor tecnologico y exempleado de la CIA y la NSA, entregó información sobre espionaje cibernético. Actualmente exiliado en Rusia.

Facebook, Twitter, LinkedIn, Google+, Yahoo y otras redes sociales tienen millones de usuarios en todo el mundo. El grueso de la información personal de estos usuarios pasa por ahí. Desde compartir gustos e intereses personales – sea música, libros, opiniones políticas – hasta el lugar de residencia, fotos personales, contactos, amigos, personas con que se relacionan, familia, lugar de trabajo, educación son parte de la información que está publicada en estas páginas de internet.

La expansión del uso de internet y redes sociales en cada país, si bien trajo aparejado una gran mejora en materia de comunicaciones y difusión de información, no es ingenua. Es otra manera de incrementar la vigilancia sobre la población. De esta manera, agencias como la NSA o los servicios de inteligencia de cada Estado obtinen información detallada de la actividad de cada ciudadano-usuario de estas redes. Dónde va, de dónde viene y qué actividaes realiza. No es necesario violar su privacidad, es el mismo usuario el que regala su información en las redes.

Lo mismo sucede con correos electrónicos, llamadas telefónicas, mensajes de texto y demás formas de comunicaciones.

Y pese a las contraseñas o distintos mecanismo de seguridad en que se pretenda confirar, éstos son fáciles de vulnerar por quienes pretenden, bajo excusas como combatir el terrorismo, cuidar sus intereses internacionales e imponer un nuevo orden a través del espionaje en el ciberespacio.

Tags:

Abrir chat
¡Hola! ¿Como estás? Hacenos tu consulta para afiliarte, salarios, y beneficios por Whatsapp de lunes a viernes de 9 a 18!