Ayer a última hora los empleados de IBM Argentina S.R.L. recibimos otro mail fraudulento. Una vez más, IBM intenta convencer a su castigado personal de que nada puede hacerse para protestar por los motivos que todos conocemos. Por Pablo Dorin, Secretario General de la Unión Informática

     

    Pablo Luciano Dorín

    Pablo Luciano Dorín

    Sec. Gral. De la Unión Informática.

    En principio, aclaremos las falsedades que comunica la “HUMAN RESOURCES IBM ARGENTINA”.

    Una importante parte de los los empleados de IBM Argentina organizados a través la Unión Informática se encuentra realizando medidas de fuerza que fueron votadas en asambleas de empleados el pasado mes de noviembre. La empresa siempre estuvo avisada de que ante la falta de diálogo y la gravísima situación económica que estamos atravesando los empleados -no así la compañía que declara ganancias cada vez mayores- inexorablemente nos obliga a tomar medidas de fuerza a fin de ser escuchados y reparados como nos corresponde en tanto generadores de los bienes y servicios que IBM vende con excelentes resultados.

    La huelga intenta advertir a la empresa que sus empleados no serán los únicos damnificados de una política corporativa que sólo beneficia a sus dueños y no a quienes trabajan en ella. La huelga tal y como la realizamos es un medio legítimo (¿acaso vamos a discutirlo en el siglo XXI?) que realizamos no por gusto sino porque entendemos que es el único idioma que entiende la multinacional: el del dinero.

    Por más que lo niegue (de no ser así ¿porqué molestarse en comunicarlo?) la ausencia del personal de la empresa produce pérdidas mucho mayores que los reclamos que realizamos, algunas de las cuales son irreparables, como la que tiene la “imagen” de la empresa, que tanto promociona. ¿Qué clase de gran compañía paga salarios miserables como los que tenemos?

    Al hablar de realizar “denuncias penales”, IBM intenta criminalizar las protestas que realizamos. Parece que para la compañía protestar sindicalmente es un delito, pero no supimos de denuncia alguna cuando tercerizaban fraudulentamente a los empleados o cuando no pagaban horas extras o -vale recordarlo- en ocasión de afamados casos de corrupción.

    De todas formas, ayer en Martinez sólo se presentó un oficial de policía al que saludamos ya que lo conocemos de anteriores ocasiones. Respecto al personal, el universo de trabajadores de IBM Martinez ni siquiera se asomó a las puertas de la empresa, que como pudo observarse permaneció absolutamente vacía.

    Amenazas, en cambio, recibimos los empleados que son llamados a “conectarse” individualmente por sus gerentes o jefes directos. Despreocúpense, conéctense y sencillamente no realicen las tareas: sólo con eso afectarán fuertemente el desempeño del gigante informático.

    En lo que a legalidad se refiere, la que fue citada a audiencia fue IBM Argentina S.R.L. por la Subsecretaría de Trabajo de la Ciudad de Buenos Aires para encontrarse con la Unión Informática, ya que la empresa se encuentra radicada allí. Nuevamente encontramos el reconocimiento pleno de otra institución gubernamental, mal que les pese a nuestros empleadores.

    Y entonces, IBM Argentina, afectada, ladra. Y eso nos alienta. Y mucho.


    E-mail enviado por IBM a sus empleados en la tarde de ayer. Más allá de la falsedad el discurso y el inútil intento de tergiversar cuestiones legales completamente nulas, realizó acusaciones también falsas. La adhesión a la huelga, además de fuerte, puede constatarse en las fotografías publicadas en las redes sociales e incluso en medios masivos que ayer cubrieron el conflicto. El nuevo comunicado de IBM buscando negar el conflicto una vez más bajo el mote de "todo bien" expone a las claras lo que vulgarmente conocemos como "manotazos de ahogado" a raíz de una seria conflictividad que se le hace a IBM cada vez más dificil de ignorar o intentar disfrazar.
    E-mail enviado por IBM a sus empleados en la tarde de ayer. Más allá de la falsedad el discurso y el inútil intento de tergiversar cuestiones legales completamente nulas, realizó acusaciones también falsas. La adhesión a la huelga, además de fuerte, puede constatarse en las fotografías publicadas en las redes sociales e incluso en medios masivos que ayer cubrieron el conflicto. El nuevo comunicado de IBM buscando negar el conflicto una vez más bajo el mote de “todo bien” expone a las claras lo que vulgarmente conocemos como “manotazos de ahogado” a raíz de una seria conflictividad que se le hace a IBM cada vez más dificil de ignorar o intentar disfrazar.

    Tags:

    • Show Comments

    • Francisco Gimenez

      Genial!!!

      Me encanto el titulo de la nota.

      IBM repite las mismas tecnicas que siempre para amedrentar a sus propios empleados.

      Ya se daran cuenta que no llegan a ningun lado

      Fuera la UI!!

      • Pepe Le Pú

        Habrás querido decir “Fuerza UI!!”, sino no le veo sentido al comentario positivo! Jajajaa…

        FUERZA MUCHACHOS, IBM… la tenés adentro.

    Comments are closed.

    También te puede interesar..