Los efectos de la huelga mellan en la empresa que elevó los salarios mínimos a $ 10.000, cumpliendo con uno de los requisitos de la Unión Informática. Sin embargo, su negativa a negociar los demás términos con sus empleados determina la continuidad de la acción gremial.


Luego del gravísimo error de Stefanini IT de boicotear la firma del Convenio de la Unión Informática, la empresa envía diariamente una patota de matones a amenazar y agredir a sus propios empleados que protestan. Ahora intenta “paliar” el enorme descontento dentro de la empresa incrementando los salarios mínimos a lo exigido por el sindicato, no obstante, la medida que se prevee será extensa, continúa no sólo porque faltan cerrar otros puntos en conflicto sino – y sobre todo – por el desconocimiento que la compañía pretende hacer del sindicato IT, sus representantes y su Convenio de Trabajo.

Luego del gravísimo error de Stefanini IT de boicotear la firma del Convenio de la Unión Informática, la empresa envía diariamente una patota de matones a amenazar y agredir a sus propios empleados que protestan. Ahora intenta “paliar” el enorme descontento dentro de la empresa incrementando los salarios mínimos a lo exigido por el sindicato, no obstante, la medida que se prevee será extensa, continúa no sólo porque faltan cerrar otros puntos en conflicto sino – y sobre todo – por el desconocimiento que la compañía pretende hacer del sindicato IT, sus representantes y su Convenio de Trabajo.

Luego del gravísimo error que cometiera Stefanini IT al boicotear las negociaciones con la Unión Informática, ahora intenta “paliar” el enorme descontento dentro de la empresa incrementando los salarios mínimos a lo exigido por el sindicato. No obstante esta mueca de buena voluntad, las acciones gremiales se mantienen en pie.

Los empleados legítimamente agremiados se niegan a dar término a la protesta. No sólo porque faltan cerrar otros puntos en conflicto sino – y sobre todo – por el desconocimiento que la compañía pretende hacer del sindicato IT, sus representantes y su Convenio de Trabajo, el cual, hasta el viernes 28 de agosto, estuvo de acuerdo en firmar.

Como se ha informado, la empresa y su abogado Pablo Fernando Frassia del estudio “Las Heras, Kelly, Eidelman y Carreras” recurrieron a métodos mafiosos para intentar diluir la huelga. Mantienen una patota amenazando vergonzosamente a los propios empleados e intenta imponer sin tapujos un convenio colectivo ajeno a la actividad informática. Tal y como otras tantas empresas han intentado. Tal y como otras tantas empresas han fracasado.

Protestas hasta en los clientes de Stefanini IT

Lejos de aflojar y pese al sinrazón de la violenta actitud de Stefanini IT, que, detrás de las patotas pretende negar derechos laborales básicos como lo son el de libre agremiación, los trabajadores de la firma informática se mantienen firmes. La protesta continúa no sólo sobre la compañía misma, sino que, ante la imposibilidad de hacerlo allí, ahora lo hacen también sobre los clientes donde los empleados ejercen tareas, ya que son responsables secundarios de la situación que se está padeciendo.

En estos días se han realizado protestas en numerosos clientes de Stefanini IT que además ven afectado el normal servicio y funcionamiento debido a la actual medida de fuerza. Entre ellos se listan: Massalin Particulares, Cervecería Quilmes, Grupo Santillana, Laboratorios GSK y Fenix, Telefónica de Argentina, Movistar, CNH Industrial, 3M, la automotriz Ford, Ernst and Young y John Deere.

Desde la Unión Informática se espera un conflicto largo, dado no sólo el cariz violento que la empresa pretende dar a la protesta así como también la mala fé con la que obrara en las primeras negociaciones.


Tags:

You May Also Like