La industria informática ha experimentado un destacable crecimiento en materia de videojuegos, donde actualmente cuentan algunos baluartes que producen y exportan creaciones de primer nivel. Sin embargo, este particular sector no es ajeno a las realidades que siempre se ponen en tela de juicio en el debate de la Unión Informática. Aquí, un repaso por el situación interna de uno de los protagonistas principales, lo logrado hasta el momento y lo que queda por hacer.


    Ignacio Rud, delegado normalizador en QB9.
    Ignacio Rud, delegado normalizador en QB9.

    QB9 se posicionó como una de las empresas pioneras en producción de videojuegos casuales en Latinoamérica, es decir, en base a programas de TV o en tendencia en las redes sociales. Los proyectos de desarrollo atañen a diversas plataformas y tecnologías, y el nivel de calificación de sus empleados son una muestra del potencial del trabajo argentino en materia de videojuegos. Más allá de la particularidad de este nicho de mercado, los empleados no están fuera de las realidades cotidianas del resto de los informáticos, principalmente, en las diferencias salariales entre empleados que desarrollan la misma tarea y la falta de categorías laboral.

    El ingreso de la Unión Informática a QB9 se dió en junio de 2012. El delegado normalizador nombrado dentro de la empresa mantuvo gestiones desde el comienzo peticionando por cambios que eran necesario implementar.

    Una empresa constantemente en venta

    Los rumores sobre la venta de la compañía a uno u otro posible comprador circularon más de una vez por los pasillos de QB9. Finalmente, el que terminó deviniendo realidad fue sobre la adquisición por parte del Grupo Clarín. La gerencia de QB9 anunció su integración dentro de CMD (Compañía de Medios Digitales), empresa que desarrolla los contenidos digitales del Grupo Clarín.

    Anuncio oficial enviado a los empleados de QB9 y CMD.
    Anuncio oficial enviado a los empleados de QB9 y CMD.

    CMD, a su vez, pertenece a un grupo de medios cuyo nombre es ‘Clawi’. Clawi es un joint-venture formado por la integración societaria de CMD, el diario La Nación y el dibujante Cristian Dzwonik, más conocido como Nik. Esta empresa es propietaria de conocidos productos como Mundo Gaturro, entre otros. CMD, es dueña de otros productos no relacionados con Mundo Gaturro, como por ejemplo, Picapón, la red social infantil, y Mublet, la plataforma de microblogging.

    En la primer semana de agosto pasado, los empleados de CMD recibieron la misma notificación por e-mail, y la empresa publicó en su blog algunos detalles sobre la adquisición de QB9:

    Post en el blog de CMD informando a los empleados sobre la compra de QB9.
    Post en el blog de CMD informando a los empleados sobre la compra de QB9.

    Las gestiones del delegado

    Los días previos al anuncio de la adquisición, el delegado normalizador presentó un petitorio firmado por los empleados donde se solicita a la empresa tomar acción sobre los temas más urgentes a solucionar. Entre ellos, habían dos grandes temas a tratar que eran los pisos salariales, por supuesto, y las condiciones edilicias y de mobiliario. Respecto del primer asunto a tratar, en varias oportunidades se solicitó a la oficina de Recursos Humanos equiparar los salarios más bajos.

    Petitorio presentado por el delegado normalizador, Ignacio Rud, a las autoridades de QB9. Los empleados de la empresa habían participado de una asamblea que culminó en la firma del petitorio.

    A posteriori, en un cambio radical de postura, Recursos Humanos solicita al delegado que realice un relevamiento sobre los beneficios no remunerativos que buscaban los empleados de QB9. Finalmente, tras la venta a CMD, algunas mejoras se hicieron visibles:

    -Ajustes salariales sobre los más bajos fueron aplicados.

    -Hubo renovación de varias computadoras obsoletas.

    -Se atendió a la solicitud de cambio de sillas comunes por asientos propicios para el trabajo diario.

    -Se realizaron mejoras en las oficinas en materia de seguridad e higiene: se habilitaron salidas de emergencia que antes no habían y se mejoró la limpieza de las oficinas.

    -Se implementaron nuevos beneficios no remunerativos, como descuentos en comercios adheridos; se puso a disposición de los empleados canastas de frutas y facturas para algunos días de la semana.

    Las gestiones del delegado de Unión Informática comenzó a cosechar logros. Sin embargo, el asunto más urgente gira en torno a los salarios más bajos que pese al ajuste todavía resultan insuficientes.

    Quienes deseen ponerse en contacto con el delegado normalizador, pueden hacerlo a través de qb9@unioninformatica.com.ar Esta dirección de contacto es válida también para empleados de CMD.

    Tags:

    • Show Comments

    • Vero

      Sin un sindicato con personería, no podemos ni chistar.

      • carlos juncadella

        se nota que sabes un monton de gremialismo, no vero?

    Comments are closed.